Archivo | Parques RSS for this section

Atardecer en Manhattan desde el High Line

Preparando mi viaje a NY cayó en mis manos una revista Loney Planet en la que había un amplio reportaje sobre el High Line, un parque urbano a más de 9 metros de altura que se abre paso entre los grandes edificios y que enseguida fue incluido en nuestra ruta.

Parque elevado de NY

Parque elevado de NY

Aunque el High Line  comienza en la calle Gasewoort y sigue en paralelo al Rio Hudson hasta llegar a la calle 30 oeste (próximamente hasta la 34) nosotros empezamos a recorrerlo desde la calle 14 con la décima avenida. Puedes acceder por las escaleras o por un ascensor acristalado como hicimos nosotros, un punto a favor para gente en silla de ruedas o para los carritos de los bebes.

A la hora que llegamos el sol se estaba poniendo y pudimos disfrutar de un precioso atardecer con la ciudad de Nueva Yersey al fondo, no pudimos hacerlo desde una tumbonas de madera porque estaban repletas de parejas e incluso muchos además disfrutaban de una improvisada pero romántica cena tupper en mano.

Atardecer desde el High Line

Atardecer desde el High Line

De lo que si disfruté casi o más que el niño que chapoteaba a mi lado fue de quitarme los zapatos después de estar todo el día caminando y refrescarme en un pequeño estanque de menos aproximadamente un dedo de profundidad.

Refrescandome en el High Line

Refrescandome en el High Line

Por este parque que transcurre por el artístico barrio de Chelsea puedes pasear tranquilamente porque es una zona muy segura, pero no puedes montar en bicicleta ni ir con patines y no es de extrañar porque aunque hay zonas más amplias en general la zona es bastante estrecha, hay diferentes zonas donde aparcar las bicicletas.

Los perros tampoco son bienvenidos, supongo que para conservar el paisaje, para ellos es mejor las grandes zonas abiertas del Central Park.  Cafeterías y zonas donde tomar algo no faltan ya que recordemos que es un espacio dedicado al ocio.

Zona cubierta de cafeterías

Como se creó este parque me parece algo muy interesante ya que nació de la ilusión de dos aficionados a la historia local que  fueron capaces de movilizar a artistas, políticos e incluso estrellas de cine para que no derruyeran las vías de tren elevadas y se le diera un nuevo uso a esta zona.

Los raíles, por los que antaño transitaban los trenes de mercancías que trasportaban animales muertes desde la conocida como Meatpacking District (donde ahora hay tiendas de lujo), son aun visibles, se han mantenido y se han integrado con el entorno.

Raíles de tren

Raíles de tren

En la página de los Amigos del High Line  puedes ver fotos antiguas de la época en la que los trenes llevaban un jinete delante para no atropellar a los viandantes, fotos de cuando se construyo el puente elevado para que los trenes no interfieran con el tráfico y fotos de la época en la que estas vías estuvieron cerradas hasta que se les dio un nuevo uso. En esta página también puedes descargarte un mapa del parque, algo que te será muy útil ya que es considerablemente grande.

Algunas zonas son más amplias

Algunas zonas son más amplias

Nosotros abandonamos el parque a la altura de la calle 19 si no recuerdo mal pero antes de bajar ya se divisaba el Empire Estate, nos quedaron multitud de cosas por ver así que en mi próximo viaje me lo tomaré con más calma y recorreré cada rincón de este sorprendente lugar.

John Blonder es unos de los actuales directores de la asociación Amigos del High

John Blonder es unos de los actuales directores de la asociación Amigos del High

Os dejo con algunas fotos aunque la verdad me dedique más a disfrutar del lugar que a fotografiarlo 😉

La mejor manera de no perderte ninguno de mis post es suscribirte por email 😉

Tras la pista de Alicia en Central Park

A caballo, en bicicleta o a pie, Central Park es un lugar para disfrutar. Recorrer sus senderos sin rumbo fijo es toda una experiencia, descubriendo preciosas cascadas, divisando los rascacielos que rodean el parque. leyendo las placas conmemorativas de cada banco o persiguiendo a las ardillas para lograr una buena foto.

Pero aun así siempre es bueno saber que ofrece este parque para no perderse ninguno de sus bellos rincones. Este fue nuestro caso, mientras disfrutabamos de las fuentes, los lagos y las largas extensiones de césped teníamos un destino fijo; la estatua de Alicia en el país de las maravillas.

Escultura de Alicia en el país de las maravillas

Esta escultura de bronce impacta a niños y no tan niños por su gran tamaño. Junto a ella puedes sentirte como un personaje más de tan entrañable historia, fotografiarte junto al sombrerero loco o sobre alguna de las setas que hay bajo a Alcia. Los más atrevidos escalan la figura para fotografiarse junto a Alicia. La figura se encuentra en el lado Este del parque a la altura de la calle 75 , si quieres empezar por esta escultura puedes ir directamente, pero yo te recomiendo entrar por la zona sur del parque (frente al Hotel Plaza) e ir subiendo hasta encontrarla.

Entrada de los artesanos junto a Columbus Circle

¿Sabías que las diferentes puertas de Central Park tienen nombre? Muchos de estos nombres no son nada conocidos (sólo tres figuran escrito)s y tienen nombres tan singulares como: Puerta de los artistas, Puerta de los guerreros o Puerta de los niños,  Si accedes al parque por la Entrada de los Artistas  junto a una imponente escultura (que sale en multitud de películas) empezarás tu paseo por hermosos senderos que te llevarán a una pequeña, pero preciosa catarata.  Tras ella un parque de atracciones en miniaturia hará las delicias de los más pequeños si  viajan contigo.

Parque atracciones Central Park

Parque atracciones en Central Park

Nosotros no pudimos entrar porque estaban celebrando un evento privado, pero hay un pequeño puente desde el que hacer sigulares fotos como esta. Si lo entrais cerrado no os preocupéis hay más parques repartidos por Central Park aunque casi siempre cerca de una entrada para facilitar el acceso.

Antes de llegar al Lago y tras bajar unas bellas escalinatas (también se puede acceder pasando por debajo de un puente) encontrarás una fuente con un bello Ángel alado (la Betheda Fountain) y unos simpaticos asiáticos que te ofrecen insistentemente un masaje. Desde luego si estas pensando en hacerte un masaje el marco en este lugar es el mejor sitio para hacerlo.

Bethesda Fountain

Bethesda Fountain en Central Park

En El Lago se pueden alquilar canoas para recorrerlo pero también hay un bonito restaurante llamado Loeb Boathouse ideal para un bruch o para una romántica cena. También puedes  disfrutar de la puesta de sol junto al lago, una imagen que desde luego te hace olvidar que estás en una gran ciudad.

El Lago y el Boathouse

El Lago y el Boathouse

Es muy común encontrar gente haciendo deporte (incluso con personal trainer) en este parque o paseando a los perros, pero las zonas para cada una de las actividades están muy bien delimitadas. A la altura del Metropolitan Museo incluso encontrar todo un gran recinto para practicar beisbol o basket.  Me resultó muy curioso ver lugares con el cartel de “quiet zone” que prohibian el deporte e invitaban a relajarse.

Recinto para jugar al beisbol en Central Park

Recinto para jugar al beisbol en Central Park

Justo antes de encontrar a Alicia encontramos de nuevo a un grupo de jóvenes entrenando alrededor de fuente (Conservatory Water), esta me llamó mucho la atención porque en ella se reflejaban perfectamente los rascacielos de la Quinta Avenida. Alicia no puede quejarse ya que tiene unas bonitas vistas a esta fuente, desde luego se lo merece, porque aguanta mil y una fotos (algunas más simpáticas que otras).

Edificios de la Quinta Avenida

Edificios de la Quinta Avenida

Una vez finalizada la visita no podíamos abandonar ese día Central Park sin visitar la escultura conmemorativa a John Lenon que se encuentra frente al edificio Dakota (donde el artista residió con Joko Ono) y que esta situada en la cima de una colina en forma de lágrima. No es muy fácil de encontra y menos de noche, pero si preguntais seguro que os ayudan con las indicaciones, algo que me sorprendió de los newyorkinos es su predisposición a ayudar a los turistas extraviados.

Escultura a John Lennon

Escultura a John Lennon

Con tanto paseo se nos hizo de noche y después de sortear algunos oscuros senderos nada amigables y sorprendernos con alguna rata, las vistas de la ciudad iluminada reflejada en el aguade uno de los lagos de Central Park fue una gran recompensa.

Racacielos iluminados

Racacielos iluminados

Esto sólo es parte de Central Park, más o menos de la mitad hacia el sur, nos quedó pendiente la parte Norte para otro viaje, primero por lo grande que es y segundo porque el día que queríamos visitar esta zona llovía ;(  aunque aprovechamos para visitar la Milla de los museos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.