Archivo | Imprescindibles RSS for this section

Dowtown desde la Estatua de la Libertad

Pensar en Nueva York es pensar en la Estatua de la Libertad, este regalo francés que se ve a lo lejos desde el puente de Brooklyn.

Vista de Estatua de la Libertad desde el Puente de Brooklyn

Vista de Estatua de la Libertad desde el Puente de Brooklyn

Los viajeros actuales buscamos nuevos rincones, diferentes, con menos aglomeraciones, etc, pero reconozcamoslo también vistamos lo más típico de la ciudad aunque sea para decir yo estuve allí,je,je. Aunque sabíamos que no se podía visitar nos acercamos con el ferry hasta la isla de la libertad par ver esta enorme estatua in situ y que además en 2012 cumplía 125 años.

Entradas para el ferry

Entradas para el ferry

El viaje en ferry es gratuito si tienes la NYPass aunque has de sacar las entradas junto al puerto llamado Battery Park , en un antiguo castillo llamado “Castle Clinton National monument” en el que ahora se encuentran las oficinas.

Castillo donde se compran las entradas

Castillo donde se compran las entrada

Tras la cola y los controles de seguridad se accede al ferry que te lleva primero a la Estatua de la Libertad y luego a la Isla de Ellis donde se encuentra el museo de la Inmigración. Lo mejor es coger sitio en el lado derecho del ferry para ver mejor.

Vistas de la Estatua de la Libertad desde el ferry

Vistas de la Estatua de la Libertad desde el ferry

Viendo de cerca la Estatua de la Libertad se aprecian las lineas que delimitan cada una de las 80 toneladas de láminas de cobre que recubren una estructura de hierro.

Detalle de la Estatua de la Liberda con la Declaración de Independencia

Detalle de la Estatua de la Liberda con la Declaración de Independencia

Después de las fotos de rigor, paseamos alrededor de la estatua para disfrutar de las vistas de Dowton, la zona sur de la isla de Manhatan, igual que la gran cantidad de gaviotas de la zona.

El Empire Estate sobresale en el skyline de downton

El Empire Estate sobresale en el skyline de downton

Son muchos los novios que escogen NY para pasar la luna de miel, nosotros lo hicimos para celebrar nuestro segundo aniversario de bodas y queríamos traernos un recuerdo en forma de peligrosa foto, pero el resultado mereció la pena.

Nuestras alianzas de boda con el skyline de fondo

Nuestras alianzas de boda con el skyline de fondo

En la zona ajardinada de la isla encontramos figuras del escultor Frédéric Bartholdi, que modeló la Estatua de la Libertad y el arquitecto Gustave Eiffel quien colocó las planchas de cobre de las que os he hablado antes. También había estatuas de otros implicados en su construcción como Richard Morris quien diseñó la base y el pedestal.

Estatua de Gustave Eiffel

Estatua de Gustave Eiffel

En este lugar hay restaurantes y zonas de picnic por lo que según la hora podéis comer allí antes seguir con la visita a Isla de Ellis.

Sólo por las vistas merece la pena acercarse hasta allí, aunque a mi me pareció mucho más interesante el museo de la Inmigración, aunque para los que llegaban a el la visión de la Estatua de la Libertad llenaba su viaje de esperanza.

Os dejo con algunas de las fotos del skyline del dowtown newyorkino 😉

La mejor manera de no perderte ninguno de mis post es suscribirte por email 😉

Mas post sobre Nueva York 

Viaja a través del tiempo en la Gran Central de Nueva York

¿Quién no ha visto la Gran Central en alguna película? Es el lugar de millones de escenas románticas de la gran pantalla donde el enamorado corre en busca de su amada para que no coja ese tren que los separará para siempre. Los dibujos animados también escogen la Gran Central como escenario como en el caso de los simpáticos animales de Madagascar.

¿Qué te gustaría ver durante tu visita a la Gran Central? Sin duda su famoso reloj esférico y sus imponentes escalinatas.Pero ¿sabes que este reloj esta siempre en hora porque está sincronizado con un reloj atómico naval?, curiosidades como esta y mucha más las puede descrubrir si realizas tu visita con audio guía.

Escalinatas de la Gran Central

Yo era totalmente reacia a este tipo de visitas pero debo reconocer, que más allá de lo aparatoso de las audio guías, fue una gran experiencia poder descubrir la historia de este lugar rincón a rincónmientras cientos de pasajeros se cruzaban con nosotros a cada segundo.

Audio Guía

Junto a dos policías armados hasta los dientes (la seguridad ante todo) se encontraba la ventanilla de información donde recogimos las audio guías, son gratuitas si tienes la NYpass. Nuestro primer destino fue el reloj para volver de de nuevo a la ventanilla, esta vez para fijarnos en las bellotas y los hojas de roble que decoran este y muchos más lugares de la estación. Estas dos cosas (las bellotas y las hojas de roble) son el sello de su constructor.

Taquillas de la estación

En el techo de la estación hay un gran mural azul donde miles de bombillas conforman las constelaciones del mar mediterráneo, ¿sabes como cambiaban estas bombillas? ¡desde el tejado!. Miles de bombillas hay también en las lámparas de níquel bañadas en oro que cuelgan del techo y que tienen más de 3m de diámetro. En la época en que se descubrió la luz eléctrica este maravilloso despliegue de bombillas era una muestra de gran lujo para la estación. El lujo también queda patente en el mármol de las dos grandes escalinatas de la estación, una enfrente de la otra, hubo un tiempo en que ha esta estación llegaba  la gente más rica del América para alojarse en el lujoso hotel que hay junto a la estación.

Lámparas de níquel bañadas en oro de más de 3m de diámetro

Este no es el único mural de la estación, ya que en uno de los pasillos (el que te lleva directo al mercado) hay otro con motivos ferroviarios dibujados y es el conocido como Mural del Graybar.

Detalle del Mural de Graybar

El mercado es otro de los rincones poco conocidos de la estación que no os podéis perder y no sólo por su comida que es espectacular sin por el gran olivo invertido que hay en una de sus entradas y que tiene más de 5. 000  cristales a modo de aceitunas.  Por esta misma puerta si sales y cruzas la calle podrás ver una gran águila en la fachada.

Gran olivo invertido en el mercado de la Gran Central

De nuevo desde el reloj como punto de partida puedes dirigirte a la Sala Van der Bilt (junto a la ventanilla de información), pero antes fíjate en las grandes vidrieras de la estación, si tienes un poco de paciencia verás gente cruzando a través de ellas ya que en  hay pasarelas para ir de un lugar a otro (imagino que entre las oficinas de la estación).

Vidrieras de la estación

Si sales a la calle desde la Sala Van der Bilt (antigua sala de espera de la estación) y cruzas la calle podrás ver sobre la fachada una gran escultura llamada “Transporte” donde en torno a una gran reloj de 4m de diámetro y cristales de tífanisestán las figuras de Minerva, Mercurio y Hércules.

Escultura “Trasporte”

Pero aun quedan muchas cosas por descubrir en el interior de la estación como la Biltmore room, el despacho del jefe de estación (zona wifi) o el museo del transporte, pero eso te toca descubrirlo a ti cuando visites la Gran Central con tu audio guía.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La mejor manera de no perderte ninguno de mis posts es suscribirte por email 😉

Más post sobre La Gran Central #postamigo 

Lugares que visitar Gran Central Terminal 

Mi baúl de blogs Tour con audioguías en la Central Terminal Station de NY