Que ver en Valldemossa después de comer coca de patata

Valldemossa cuando nieva es un gran reclamo para los lugareños , si, en Mallorca también nieva.  Las nevadas son bastante efímeras y las colas que ser forman en la carretera son enormes, pero vale la pena por ver este precioso pueblo con un manto blanco.

Nevada en Valldemossa

Nevada en Valldemossa

Nieve o no siempre siempre que en la isla hace frío, Valldemossa es el lugar idóneo para ir a tomar un chocolate caliente y su famosa coca de patata. Aunque si hace calor se puede combinar este dulce con un zumo fresquito.

Coca de patata de Valledemossa

Coca de patata de Valledemossa

Por la nieve y por la coca de patata son los dos únicos motivos por los que había visitado hasta ahora este pequeño pueblo situado muy cerca de Palma, al inicio de la Serra de Tramuntana. Durante mis paseos no faltaban las fotos del Monasterio de la Cartuja y el Palacio del Rey Sancho, pero siempre por fuera, era una vista pendiente.

La Cartuja de Valldemossa

La Cartuja de Valldemossa

Los 8,5€ y 6.5 niños y estudiantes de la entrada (no hay precios para residentes), bien merecen la pena por conocer un lugar que guarda entre sus muros grandes historias de monjes, pintores y escritores.

El precio incluye el Monasterio de la Cartuja y el Palacio del Rey Sancho (donde además hoy en día te puedes alojar durante tus vacaciones). La visita puede durar de 1 a 2 horas dependiendo del tiempo que le quieras dedicar a cada estancia.

Palacio del Rey Sancho

Palacio del Rey Sancho

La visita empieza por la iglesia, aunque los tickets se compran cerca de la entrada del palacio. El folleto que te entregan contiene información sobre los 8 lugares que puedes visitar en el monasterio, si quieres visitar la Celda de Chopin tendrás que pagar 3,5€ más. En el interior hay más paneles informativos.

La iglesia es sencilla, pero el suelo debió ser expléndido en su día pero ahora está muy desgastado y casi no se aprecia el bonito dibujo original.

Suelo de la iglesia

Suelo de la iglesia

Una vez en el claustro la primera parada es la antigua farmacia que se ha conservado intacta con los botes de cerámica catalana y vidrio soplado de Mallorca que contenian las medicinas.

Botes de cerámica catalana y vidrio soplado mallorquín

Botes de cerámica catalana y vidrio soplado mallorquín

Es una pena que no se pueda pasear por el patio interior, sólo se puede apreciar por las ventanas del claustro, son los pajaros los que disfrutan de este lugar bebiendo en su fuente central.

Patio interior del claustro

Patio interior del claustro

La siguiente parada es la celda prioral donde nada más entrar verás imágenes de Santa Catalina Tomás, si te fijas en las puertas de todas las casas de Valldemossa hay una valdosa con una imagen de esta santa.

Desde la antigua biblioteca, donde se reunian los monjes durantes la única media hora semanal que les estaba permitido hablar, se sale a unos jardines preciosos con vistas a la tramuntana.

Jardines de las celdas del monasterio

Jardines de las celdas del monasterio

Aunque no se puede entrar en la celda donde residió Chopin durante el tiempo que se refugió en el monasterio para escribir algunas de sus obras, si que hay acceso a un pequeño museo sobre su obra y que comunica con un espacio dedicado a George Sand, autora de la polémica obra “Un invierno en Mallorca”.

La zona de la imprenta recoge grabados sobre madera de iconografía religiosa, geografía, astrología, historia, heráldica, abecederaios e incluso juegos (vimos un juego de la oca muy curioso).

Juego de la oca antiguo

Juego de la oca antiguo

El Archiduque Luís Salvador fue muy importante por estudiar y dar a conocer la isla de Mallorca, en un espacio reservado en el monasterio para su obra se pueden ver ejemplares en aleman de su obra Die Balearen.

Ejemplares del libro Die Balearen

Ejemplares del libro Die Balearen

Una de las salas por donde continúa la visita contiene cuadros de importantes pintores mallorquienes y toda una planta en el piso superior esta dedicada al arte contemporáneo, en especial a Dalí y a Miró.  La sala dedicada a la tramuntana tiene también un jardín con bonitos arcos.

Jardín pinacoteca

Jardín pinacoteca

El recorrido termina en el Palacio del Rey Sancho, se pueden visitar algunas de las estancias de este Palacio que alojó al hijo de Jaime III (primer monarca de Mallorca) y a números escritores (Rubén Dario, Unamuno, Azorín, etx). Pasó después a manos de los monjes y finalmente fue vendido a grandes familias mallorquinas.

Entrada al palacio por los jardines

Entrada al palacio por los jardines

En el mismo Palacio se celebran más o menos cada hora pequeños conciertos de piano de 15 minutos donde se interpretan las obras de Chopin y que están incluidos en el precio de la entrada.

Comedor del Palacio del Rey Sancho

Comedor del Palacio del Rey Sancho

Si sales del palacio por las escaleras en vez del jardín por donde está situada la entrada irás directo a la plaza Rubén Dario y atravesando el arco que queda a tu derecha darás de lleno a un precioso mirador llamado Sa Miranda, esta era la antigua puerta de acceso al pueblo de Valldemossa.

Plaza Rubén Darío Valldemossa

Plaza Rubén Darío Valldemossa

Como ves, este pequeño y pintoresco pueblo guarda muchas historias entre los muros sus edificios más significativos. Os dejo con algunas fotos más.

Etiquetas: , , , , , ,

About Julia Comino

Diplomada en Turismo y amante de los viajes! Interesada en marketing on.line y redes sociales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s